Lo indescriptible, da nombre a un lugar.


Share on Pinterest

Hace mucho que nos conocemos, pero nunca hemos estado uno frente al otro; solo compartimos miles de lineas de texto que quizá contengan nuestra propia historia de amor. En una de nuestras cartas nos prometimos reducir la distancia que nos separaba, y con ello descubrir si el amor que sentimos en cada página de nuestras vidas, no queda únicamente en bellas palabras, sino en inolvidables sentimientos. Hoy, es ese día.

Mientras espero ansioso sentir su mirada, me quedo observando los barcos que tengo alrededor, veo a gente extranjera pasear entre el viento, mientras largos cabos golpean los mástiles de lujosos veleros.  Siento bienestar en medio de mi nerviosismo por conocer la verdad de un sentimiento que solo está escrito.

Solo, en mi espera, bañado por los rayos del Sol y apoyado en una barandilla, me sumerjo en mi pensamiento invadido por las preguntas. ¿Cómo será?, ¿Qué sentiré?, ¿Qué sentirá?, ¿Cómo será su mirada?, ¿Y su voz?, ¿Será tal y como creo?, ¿Y yo para ella?… Todas las preguntas se detienen al sentir sus brazos rodeándome por sorpresa, hasta que su pecho y rostro se apoyan en mi espalda. Con sus manos en mi pecho, escucho una agradable y sensible voz  -He esperado este momento desde el primer día que te conocí, ¿tu?.  En ese momento no contesto, me giro y admiro su bello rostro mientras aparto el cabello que la cubre levemente y fijando mi atención en sus brillante mirada. Mi respuesta la obtiene en un tímido y deseado beso, que toma intensidad a la vez que nos fundimos en un interminable abrazo. En ese momento el tiempo parece detenerse, no se escucha nada, ni se siente el aire, no tenemos frío o calor, parece que formamos parte del entorno que ambos elegimos, incluso casi nos rozan las palomas en su vuelo, sentí volar junto a ellas. En ese instante percibí como mi vida tornaba su rumbo.

Por fin, descubrimos que lo que contienen nuestras cartas, realmente no son simples lineas, y aunque no sepamos ponerle un nombre a lo que sentimos, será nuestro secreto.

Ahora, un punto en el mundo, toma coordenadas en nuestra memoria para siempre.

38.342682, -0.480052

Deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 comentarios en “Lo indescriptible, da nombre a un lugar.

  1. Andréa on Dijo:

    No te conozco, pero puedo sentir que has vivido un bello momento. Me emociona leerte. Felicidades.