Sonrío.


Share on Pinterest
Cuesta sonreír sin un motivo; por lo general los labios se pasan todo el tiempo formando una línea recta, que solo se desvía cuando algo nos hace gracia o la tristeza se apodera de nosotros.
Luego, está esa sonrisa nerviosa, bonita, que surge sin más, como rayo de luz que ilumina nuestro rostro, desconcertando al mundo. Esa preciosa, sincera y desconocida sonrisa que surge de forma natural desde el más profundo sentimiento…  casi siempre, producto del amor.

Esa sonrisa es la que produces en mí… sin darte cuenta, me haces feliz.

Deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 comentarios en “Sonrío.

  1. María on Dijo:

    Toda sonrisa es poca cuando se transmite con el alma…

  2. Andréa on Dijo:

    Me encanta sonreír.

  3. Gladys Seller on Dijo:

    Como cuesta sonreír sin motivos,cuando estás feliz se detiene el tiempo y sonríes porque hay algo que dentro de ti te hace sonreir,el afecto de las personas que te quieren y quieres es un buen motivo para sonreír