Soledad


Share on Pinterest

No es fácil amar, nunca lo ha sido, especialmente porque en muchos casos no sabemos interpretar los sentimientos, o quizá no han sabido interpretar los nuestros.

Sea cual fuere el motivo, sin querer generamos un caos de emociones que puede dar lugar a un inmenso desierto, donde además, percibimos que cada día únicamente nos acompaña la tormenta de nuestra propia soledad

Deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *