La vida pasa… los años envejecen, pero mi amor por ti… permanecerá intacto…

La Flor azul, es un símbolo central del romanticismo. Representa el anhelo, el amor y el afán metafísico por lo infinito.