Siento que caigo lentamente a un precipicio, por no saber de ti, por no sentir tus besos, por no ver tu cara de amor, por no leer en tus ojos el amor que me transmitías, por no sentir tus caricias, no sentir la paz que vivíamos juntos, por[…]

Aquellos ojos tristes que el día que te sentí comenzaron a brillar…, ahora vuelven a estar apagados al marcharse el “amor”…, no me lo perdonaré jamás…  

Te echo de menos, como me hubiese gustado que nunca terminara nuestro amor… ahora me encuentro sola, pensando tan solo en … “ti”… te necesito y ya no sé cómo llegar a tu corazón. Te amo.  

El amor, la pasión que siento por ti, se ahoga… muere…., a pesar de ello, ambos sabemos que recordaremos el amor vivido, un amor intenso que nunca volveremos a sentir… te quiero, a pesar de todo.

Estabas a mi lado, junto a mi…; desperté, era tan solo un sueño… te marchaste realmente y me siento triste, solo… te quiero, espero que siempre recuerdes que El tiempo pasa, tú permaneces.  

Te marchaste por mi culpa, ahora solo me queda tu olor en tu camisa y en mi cama, me muero por volver a sentirte, lo siento… lo siento… y te quiero…. te echo de menos.  

¿Qué queda de aquellos sueños?….. la sensación de tu amor que me mantiene aún en el ire… aunque solo sea un sueño… seguiré amándote en su interior…  

Te necesito… y… estas tan lejos….  

Contemplé junto a ti un atardecer, aquel fue el último… no volví a saber de ti.  

Te lo di todo, ahora solo pienso en…. ¿por qué lo hiciste?