Recuerdo con especial amor todas aquellas caricias sobre mi espalda… como me hacías el amor a la vez que me acariciabas haciéndome estremecer… recuerdo con tanta ternura aquellos besos que invadían mis labios haciéndome perder la razón… recuerdo cada minuto a tu lado con mucha nostalgia… te echo[…]

Me enamoré de ti… y tras tu marcha te llevaste parte de mi…

Es terrible tenerte en mi mente y saber que no podré volver a estar a tu lado jamás….

Navegar a través del tiempo es lo único que me queda… no se donde me llevará, un día conseguiré descubrirlo, espero encontrarte allí llegue donde llegue…

Mi última mirada al pasado… ya no lucharé mas, siento que no merece la pena… me siento sola…. adiós.

Me da igual donde me encuentre… leeré una y otra vez las mismas palabras en las que creí… en las que creí…

Te he tenido en mi vida, entre mis brazos, he abrazado tu corazón y… fui tan estúpida de no creer en todo lo que estaba viviendo… no podía creer que existiera el verdadero amor, ese que he dejado marchar… ahora vivo echándote de menos… aunque se que no[…]

Hoy quizás soñé contigo… desperté feliz… creí no estar sola, pero al abrir los ojos, la nostalgia, la desolación se volvieron a apoderar de mi, descubrí un gran vacío dentro y fuera de mi…

En la inmensidad de la vida, me ahogo sin ti…

Me marcho para siempre… no se si podré continuar mi camino sin ti, aun no he emprendido mi viaje y ya sufro tu ausencia… lo intentaré… debo intentarlo… 

Cada una de mis lágrimas, es un “te quiero” atorado en el alma…